Checklist esencial para evaluar consejeros

Ya hemos hablado sobre cómo tener un miembro inadecuado en una junta, consejo o comité puede significar un riesgo para tu organización

La mejor forma de lidiar con ese riesgo es previniéndolo, y esto solo se puede hacer tomando el tiempo necesario para evaluar a profundidad a las personas que estés considerando incorporar a tu órgano de gobierno. 

Debes considerar muchos aspectos, pero esta lista es un excelente punto de partida para asegurarte de no olvidar nada. Solo asegúrate de añadir los requisitos establecidos por la regulación aplicable y por las políticas particulares de tu compañía. 

Habilidades y experiencia
  • Conocimientos y experiencia: Toma en cuenta áreas de especialidad relacionadas con la actividad de la junta, consejo o comité, tanto a nivel profesional como académico y filantrópico. 
  • Liderazgo y habilidad para ejercer buena gobernanza: Busca experiencia probada en posiciones ejecutivas u otros órganos de gobierno, así como evidencia de que el candidato se mantiene actualizado en su área. 
  • Diversidad: Habilidad para traer un punto de vista diverso a la junta, consejo o comité. 
  • Innovación: Habilidad para traer un punto de vista innovador a la junta, consejo y comité. 
Perfil de riesgo
  • Reputación comercial y profesional: Pregúntate si la presencia del candidato en el órgano de gobierno podría comprometer la reputación de la empresa, y si se les reconoce por su integridad y alto estándares éticos. 
  • Historial criminal: ¿Han sido acusados o condenados por alguna actividad criminal? ¿Han sido sancionados (o provocado que su empresa fuera sancionada) por reguladores? 
Conflictos de interés y disponibilidad
  • Disponibilidad de tiempo: Si tienen más posiciones simultáneamente, averigua qué tanto tiempo requieren, y asegúrate de que el candidato esté dispuesto a dedicar el tiempo necesario a la junta, consejo o comité, y de que unirse a este no implique una violación de las regulaciones sobre el máximo número de posiciones que una persona puede ocupar en órganos de gobierno.
  • Conexiones personales: ¿Son cercanos o tienen deudas –financieras o no– con alguna persona o institución que podría estar interesada en que se tomaran ciertas decisiones dentro de tu organización? ¿Tienen alguna relación personal con puestos ejecutivos de la compañía o de sus competidores? 
  • Conexiones profesionales: ¿Son accionistas o miembros de órganos de gobierno de una organización competidora o de algún proveedor potencial? ¿Podrían interferir esas relaciones con su toma de decisiones?

Las respuestas a estas preguntas pueden (o no) significar que esa persona no debe ser miembro de tu junta, consejo o comité. Pero cualquiera que sea el caso, recuerda tomarlas en cuenta para obtener toda la información que necesitas y tomar la mejor decisión para tu organización.